Cada año se realizan en todas las ciudades del mundo torneos locales donde se dan conocer nuevos duelistas y donde los mejores hacen valer su condición de favoritos, a su vez estos torneo sirven de clasificatorios para los torneos continentales donde solo los campeones se dan cita en el evento, pero por encima de todo está el Universal Championship un torneo que reúne a los mejores de los mejores duelistas del planeta. Cada cuatro años un nuevo campeón es elegido el cual obtendrá el título de «Duelista Maestro Universal». Existen duelistas que lo darían todo por tan solo poder participar en este majestuoso evento y tal es el caso de nuestro protagonista, Yared Makeler, un joven duelista de 16 años de edad con un gran talento y entusiasmo que aspira convertirse en el mejor de todos los tiempos, su padre se desempeñaba en el área de ingeniería holográfica y su madre en diseños de cartas, ambos eran duelistas profesionales, por lo que se puede decir que los duelos siempre han estado presentes en su vida. Lamentablemente sus padres murieron en un accidente de avión mientras viajaban a un torneo a disputarse en Europa, desde entonces sus tíos se han hecho cargo de él y junto con su primo Jean han entrenado día a día para mejorar sus técnicas en los duelos.

Pronto comenzarán los clasificatorios regionales para el torneo en Ciudad Central, lo cual a su vez sirve como previa al Universal Championship. En la televisión anuncian que las inscripciones están por dar inicio, mientras que Yared y Jean oyen emocionados la noticia que tanto esperaban.

—¡Por fin Jean! —dice Yared emocionado—. Ha llegado el momento de competir en nuestro primer clasificatorio.

—¡Así es! —responde Jean—. Nuestros deck están listos y al fin tenemos la edad necesaria para competir.

—Los veo muy emocionados mis niños —dice Margarot, la tía de Yared y madre de Jean.

—¡Si tía! Acaban de informar de que las inscripciones para el clasificatorio ya están abiertas.

—Eso sí que son muy buenas noticias —responde San, que es el tío de Yared y padre de Jean.

—Bueno nosotros nos iremos a inscribir tíos. Volveremos para la cena.

—Adiós papá, adiós mamá. Los veo luego.

De esta forma ambos se encaminan rápidamente hasta el lugar de las inscripciones en la sede de la Corporación Battle Duels o BDCorp como se le conoce mayormente. Al llegar una incontable cantidad de jugadores ya se encontraban en espera.

—Mira cuantos aspirantes Jean.

—Siii, es increíble —responde Jean mientras su mirada se pierde entre la multitud de duelistas aspirantes.

La cantidad de duelistas parece no terminar, muchos de los cuales ya tiene experiencia en torneos. Mientras ambos jóvenes caminan distraídos apreciando todos los jugadores duelistas que han dado cita un personaje repentinamente se cruza en su camino.

—¿Qué hace un enano como tú en un lugar como este?

Sin que Yared y Jean puedan notarlo uno de los mejores duelistas de la ciudad aparece, su nombre es Brook, quien ha llegado incluso a participar en las primeras rondas del Universal Championship aunque con nada de éxito.

—¡Que haces aquí Brook! Ve a molestar a alguien más —replica Yared exaltado.

—¿Que qué hago aquí preguntas? Precisamente eso debería preguntarte yo ti, el clasificatorio no es para novatos como ustedes.

—Nosotros venimos a competir —responde Yared.

El ambiente se torna tenso y esto ha llamado la atención de varios aspirantes quienes han podido reconocer al hijo de los grandes duelistas Makeler en el lugar.

—Yared, estamos llamando mucho a atención —dice Jean en voz baja.

—Vaya vaya Makeler, supongo que no hay más remedio que hacerte entender por las malas lo mejor que estas a la altura de competir con los grandes.

—¿De qué hablas Brook?

—Pues de un duelo mi novato amigo. Las puertas de BDCorp aún no abren, sería una gran forma de esperar ¿No lo crees?

—No lo hagas Yared —le dice Jean algo asustado.

—Acepto tu desafío —responde Yared sin titubear.

Todos en el lugar comienzan a interesarse por lo acontecido y se acercan cada vez más.

—Bien Makeler pero podemos hacerlo aún más interesante.

—¿De qué hablas Brook?

—Si pierdes aceptaras que no eres lo suficientemente bueno para esto y deberás regresar hasta dentro de cuatro años a probar suerte.

—¿Y si yo gano que obtengo a cambio? —pregunta Yared.

—Para hacerlo divertido apostaré mi mejor carta. —saca Brook la carta entre su mazo y la sostiene entre sus dedos.

Todos en el lugar quedan sorprendidos.

—¡Tu mejor carta! ¿Hablas del…? —dice Yared aún más sorprendido que todos los que observan.

—Así es novato —concluye Brook—, hablo de mi todopoderoso Dragón Rojo Brillante.

El Dragón Rojo Brillante es una carta muy poderosa con la que Brook ha participado en muchos torneos. Siempre la ha llevado consigo ya que su abuela se la obsequió a su padre el cual posteriormente se la daría a él. El que la ponga como objeto de apuesta solo afirma la amplia confianza en su victoria, después de todo se trata de Yared Makeler, un duelista novato.

—¡Es increíble! Uno de los cinco Dragones Definitivos, con esa carta mi deck sería mucho más poderoso. —piensa Yared una y otra vez, esa carta sin duda mejoraría su mazo.

—¿Qué dices Makeler? —pregunta Brook en tono arrogante—. ¿Aceptas mi reto o te pondrás a temblar como tu primo y te acobardarás? —concluye desviando su mirada hacia Jean quien no para de temblar de los nervios.

Yared lo piensa y la idea de tener esa carta en su deck sin duda le emociona mucho, aunque si pierde deberá cumplir su palabra y deberá olvidarse del clasificatorio hasta dentro de cuatro años que es cuando volverá a realizarse.

—Acepto tu reto Brook. —responde Yared alzando la cabeza con firmeza.

—Bien. Entonces que comience el duelo.

Ambos jugadores sacan sus discos de duelo y se preparan para jugar.

—¡Hora del Duelo! —dicen Brook y Yared en simultáneo.

Mientras comienzan sus puntos de vida marcan 4000 para cada uno. Comienza el primer turno.

—Comenzaré yo —dice Brook luego de tomar sus cinco cartas—. Jugaré en mi primera zona péndulo (a su izquierda) a mi Dilvínitis Adis (escala 3) y mi segunda péndulo a mi Dilvínitis Lumis (escala 8).

—¡No puede ser! —exclama Yared sorprendido.

—Apenas estoy comenzando. —responde Brook mientras deja notar una sonrisa arrogante al ver la sorpresa de Yared—. Ahora invocaré por péndulo a mis monstruos. Surjan mis «Dilvinitis Leidis» (Luz/Nivel 7/Hada/2500 Atk/1900 Def) —exclama invocando dos de sus Dilvinitis Leidis.

—Esto no comienza nada bien, con tan solo un movimiento ha logrado convocar dos cartas tan poderosas. —piensa Yared un tanto incrédulo por la jugada de su oponente.

—Ahora activaré el efecto de mis dos cartas. Cada vez que mi «Dilvinitis Leidis» es traída al campo yo puedo agregar desde mi deck una carta de magia o trampa que incluya «Poder Divino» en su nombre, así que traeré mis cartas de trampa «Poder Divino de la Esperanza» y «Poder Divino de la Vida».

Las jugadas de Brook dejan a muchos sorprendidos y a otros maravillados, mientras algunos comentan entre si lo buen jugador que es.

—Esto no es todo —prosigue Brook—. Ahora revestiré a mis dos «Dilvinitis Leidis» para traer al campo a mi «Dilvinitis Isis Deidad de la Hadas» (Luz/Rango 7/Hada/XYZ/3000 Atk/2500 Def)

—Imposible —exclama Jean en voz baja.

—Culminaré mi turno con dos cartas boca abajo.

Brook deja en su campo un total de cinco cartas de las cuales dos están en sus zonas péndulo, dos están boca abajo y su monstruo XYZ que deja en posición de ataque. Mientras que en su mano solo conserva una carta.

—Mi turno —exclama Yared mientras toma una carta de su deck—. Comenzaré jugando mi carta mágica «Destierro Oportuno», con esta carta ambos debemos robar dos cartas y acto seguido tendremos que desterrar dos cartas en nuestra mano.

—¿Desterrar? —piensa Brook un poco contrariado.

Ambos toman sus dos cartas y luego destierran dos cartas de su mano.

—¡Excelente! —exclama Yared ya que ha tomado una de las cartas preferidas de su mazo—. Ahora activaré el efecto de mi «Dimensional Master Kairos» desde fuera del juego.

—¡Imposible! —dice Brook sin poder creerlo—. No puedes jugar efectos con cartas desterradas.

—Mis «Dimensional Master» se caracterizan por usar este tipo de efectos. Ahora tu monstruo regresará al deck.

—No lo creo novato —responde Brook—. Activo el efecto de mi «Dilvinitis Isis Deidad de las Hadas», una vez por turno puedo desacoplar uno de sus materiales XYZ para cancelar el efecto de uno de tus monstruos, por lo que mi «Isis» se quedará en el campo.

—Yo que tu no estaría tan seguro —replica Yared—. Activaré el efecto de mi «Dimensional Master Gorgon» en mi mano. Puedo desterrar a «Gorgon» y otra carta en mi mano para cancelar el efecto de un monstruo de mi oponente y desterrarlo.

—Que increíble jugada —piensa Jean—. Yared lo tenía planeado, sabía que Brook solo podía el efecto de su carta solo una vez por turno así que ahora no tiene como negar el efecto ese «Dilvinitis»

—Este novato predijo mi movimiento, eso sí que no puedo soportarlo —piensa Brook molesto por la jugada—. Me temo que no me queda de otra, tendré activarla.

Brook alza su mano y dice:

—No dejaré que te deshagas de mi carta tan fácilmente, un novato como tú está muy lejos de poder igualarme. Activaré mi carta trampa «Poder Divino de la Esperanza» con esta carta activa los monstruos «Dilvinitis» no pueden ser afectados por las cartas de mi oponente, así que el efecto del monstruos que destierras no lo afectará, mientras que el efecto desde fuera del juego será cancelado por mi «Isis»

—¡Rayos! Estuvo cerca —exclama Yared—. Traeré al campo a mi «Dimensional Máster Liliam» (Aire/Nivel 3/Hechicero/Cantante/1100 Atk/1000 Def) en modo de ataque. Luego activaré el efecto de mi «Dimensional Master Arlam» desde fuera del juego, al enviarlo al cementerio junto con otra carta desterrada puedo invocar de modo especial desde mi mano un monstruo «Dimensional Master» de nivel 4 o menor, así que convocaré a mi «Dimensional Master Cratos» (Fuego/Nivel 4/Hechicero/1700 Atk/1500 Def).

—¿Qué piensas hacer? ¿Que no te das cuenta que mi monstruo es mucho más poderoso que esas dos cartas tuyas? Acéptalo Makeler, no tienes ni idea de cómo derrotar a mi monstruo que gracias a mi trampa no puede ser afectado por ninguno de tus efectos hasta el final del turno.

—Tiene razón —piensa Jean—. A no ser que Yared juegue un monstruo más poderoso no podrá vencer a ese «Dilvinitis».

—Calma Brook —responde Yared un poco confiado—. Aún no he terminado mi turno. Ahora afinaré a «Liliam» con «Cratos» para traer al campo a mi «Dimensional Master Barrier el Defensor» (Tierra/Nivel 7/Hechicero/Sincronía/1200 Atk/3000 Def) en modo de defensa.

Cratos es convocado al campo en modo de defensivo

—Cada vez que los monstruos «Dimensional Master» son enviados al cementerio, menos por su propio efecto, son desterrados automáticamente por lo que «Liliam» y «Cratos» serán retirados del juego.

—¡Jajaja! —ríe Brook—. ¿Eso es lo mejor que puedes convocar? ¡Que patético! Esperaba más viniendo del hijo de los Makeler.

—Terminaré mi turno con una carta boca abajo.

Culmina Yared su turno dejando un monstruo en defensa y una carta boca abajo, además de 4 cartas desterradas y 3 en el cementerio mientras que en su mano no posee cartas. Por su parte Brook mantiene una carta en su mano, tres cartas en el campo, dos cartas en su cementerio y dos cartas desterradas.

—Mi turno —dice Brook mientras toma una carta—. Activaré mi carta boca abajo: «Poder Divino de la Vida», y gracias a su efecto puedo traer a mi «Dilvinitis Leidis» desde mi cementerio en modo de ataque.

—¡No puede ser! De nuevo esa carta.

—Así es Makeler —Responde Brook ante la exclamación de Yared—. Y una vez más puedo usar su efecto, el cual me permite agregar a «Poder Divino de la Unidad» a mi mano.

—Estos Dilvinitis ya comienzan a ser una molestia —dice Yared para sí mismo.

—Con mi «Poder Divino de la Unidad» puedo agregar a mi mano un monstruo «Dilvinitis» de nombre diferente a los que controle, así que agregaré a mi mano a «Dilvinitis Fairis» (Luz/Nivel 6/Hada/Atk 2400/Def 1600). Y es momento de convocarla a campo. ¡Invocación Péndulo!

La carta de Brook es convocada al campo en modo de ataque, mientras que éste deja notar en la expresión de su rostro la confianza en su victoria.

—Cuando «Fairis» es traída al campo puedo destruir hasta dos cartas en el campo de mi rival.

—Así que despídete de tu monstruo y de tu carta boca abajo.

—¡Oh no! —exclama Yared. Lamento decirte que gracias a su efecto mi «Dimensional Master Barrier» no podrá ser destruido.

—Esa defensa no estará allí para el final de mi turno.

La carta boca abajo de Yared es destruida.

—Es momento de que conozcas en persona la carta con la que he ganado tantos duelos, el monstruo más aclamado de mi deck —alardea Brook evidenciando su ego—. Usaré a «Dilvinitis Oacis» (Luz/Niveles 6—7/Hada/Conector/Atk 2400/Def 2100) en mi mano para combinar a mi «Dilvinitis Leidis» de nivel 7 con mi «Dilvinitis Fairis» de nivel 6. ¡Invocación por Conexión!

Todos los que observan el duelo quedan asombrados con la jugada de Brook ya que son testigos de una invocación usada comúnmente por los duelistas profesionales.

—Traeré al campo a mi «Dragón Rojo Brillante» (Fuego/Nivel 9/Dragón/Conexión/Atk 3000/Def 2600)

—¡Es increíble! Brook tiene en su campo dos monstruos con 3000 puntos de ataque —comenta alguien de entre los que ven duelos.

—Por eso es reconocido como uno de los mejores en las regionales —responde alguien más de quienes observan.

—He aquí mi monstruo más poderoso —dice Brook a Yared—. Ahora una vez por turno puedo decidir qué posición de batalla tendrán los monstruos de mi oponente gracias al efecto de mi dragón. Activo su efecto y cambio a tu monstruo a modo de ataque.

—¡No puede ser! —dice Yared.

La carta «Dimensional Master Barrier el Defensor» (Tierra/Nivel 7/Hechicero/Sincronía/1200 Atk/3000 Def) se cambia a modo de ataque.

—Es hora de disminuir tus puntos de vida a cero Makeler. «Deidad de las Hadas» ataca a ese monstruo y destrúyelo.

«Dilvinitis Isis Deidad de la Hadas» (3000 Atk) ataca a «Dimensional Master Barrier el Defensor» (1200 Atk). Yared recibe 1800 puntos de daño llevando sus puntos de vida de 4000 a 2200.

—De nuevo gracias a su efecto mi «Dimensional Master Barrier el Defensor» no puede ser destruido, ya que puede hasta dos veces por turno si fuese a ser destruido en batalla o efectos no lo es —explica Yared.

—Eso no importa —responde Brook indiferente—. Con este ataque ya le podremos decir adiós de una vez por todas. «Dragón Rojo Brillante» ataca también a su «Dimensional Master Barrier el Defensor» y destrúyelo.

«Dragón Rojo Brillante» (3000 Atk) ataca a «Dimensional Master Barrier el Defensor» (1200 Atk) destruyéndolo y ocasionando de nuevo 1800 puntos de daño a Yared, llevando sus puntos de vida de 2200 a tan solo 400.

—¡Aaaaaah! —grita Yared al recibir el ataque.

—Te lo dije novato, no eres oponente para mí. Con mi «Dilvinitis Isis Deidad de las Hadas» en el campo aún con un material XYZ consigo no puedes usar ningún efecto de monstruo, y si intentas defenderte para el siguiente turno usaré de nuevo el efecto de mi dragón para cambiar las posiciones de batalla de tus monstruos. No hay nada que puedas hacer contra mí y menos con tan solo 400 puntos de vida. Acéptalo Makeler, estas perdido.

—Tiene razón —piensa Jean—. Quiero creer en Yared pero Brook tiene claramente la ventaja.

—Termino mi turno novato.

Brook termina su turno con dos monstruos en su campo en modo de ataque, dos cartas en sus zonas péndulo, seis cartas en su cementerio, dos cartas desterradas y sus puntos de vida siguen en 4000. Mientras que Yared no posee cartas en su campo ni en su mano, tiene cuatro cartas desterradas, cinco cartas en su cementerio y apenas conserva 400 puntos de vida.

—El duelo está muy cuesta arriba para Yared, no sé si pueda ganarlo —piensa Jean muy angustiado.

—¡Vaya! —expresa Yared satisfecho—. Sin duda este sí que es un gran duelo Brook, y ahora que he podido ver al «Dragón Rojo Brillante» sé que debo ganar este duelo para reclamarlo.

—Jajajaja —ríe Brook—. Sí que estas demente novato. Aún en tu situación eres capaz de ser tan ingenuo.

—Mi deck nunca me ha decepcionado y creo ciegamente en su poder y en mis habilidades, además, algo me dice que este será mi turno.

—Eso quiero verlo Makeler, veamos que puedes hacer.

—Mi turno —dice Yared mientras toma una carta—. ¡Genial! —exclama Yared en su mente—. Jugaré la carta mágica «Portal de la Dimensiones» con esta carta puedo enviar desde fuera del juego a mi cementerio monstruos «Dimensional Master» listados en una carta de fusión de mi deck extra. Ahora enviaré a Kairos, Orión (desterrado por el efecto de «Destierro Oportuno»), Liliam y Cratos desde fuera del juego al cementerio para convocar a mi «Dimensional Master Zeus Majestad del Rayo» (Luz/Nivel 8/Hechicero/Fusión/??? Atk/??? Def). Mi monstruo gana 1000 puntos de ataque y defensa por cada monstruo usado para su invocación, lo que hacen un gran total de 4000 mil puntos.

«Dimensional Master Zeus Majestad del Rayo» (4000 Atk/4000 Def)

—¡Imposible! —piensa Brook—. Como puede tener una carta tan fuerte.

¡Ahora Zeus! Ataca a su «Dilvinitis Isis».

«Dimensional Master Zeus Majestad del Rayo» (4000 Atk) ataca a «Dilvinitis Isis Deidad de las Hadas» (3000 Atk) ocasionando 1000 puntos de daño a Brook y llevando sus puntos de vida de 4000 a 3000.

—¡Mi Dilvinitis! —expresa Brook enojado.

—Y eso no es todo —prosigue Yared—. Ahora activo la habilidad especial de «Zeus», cada vez que destruye un monstruo de mi oponente en batalla puedo desterrar tantas cartas desde la parte superior de mi deck como monstruos usé para convocarlo y de esta manera realizar un nuevo ataque.

—No puede ser —dice Brook incrédulo.

—Así que destierro las cuatro primeras cartas de mi deck para atacar al «Dragón Rojo Brillante».

«Dimensional Master Zeus Majestad del Rayo» (4000 Atk) ataca al «Dragón Rojo Brillante» (3000 Atk) ocasionando 1000 puntos de daño a Brook y llevando sus puntos de vida de 3000 a 2000.

—Y una vez más vuelvo a activar su efecto enviando las cuatro primeras cartas de mi deck fuera del juego para atacarte directamente. Despídete del duelo Brook.

«Dimensional Master Zeus Majestad del Rayo» (4000 Atk) ataca directamente a Brook llevando sus puntos de vida a cero. Yared gana el duelo.

—No puede ser, he perdido, y ante un novato. —dice Brook mientras deja notar su decepción consigo mismo.

Todo los que observan el duelo quedan sorprendidos por la increíble victoria de Yared.

—¡Ganaste Yared! No puedo creerlo —dice su primo Jean muy emocionado.

—Así es Jean, nunca dudé de mi victoria —dice en tono de broma.

Brook aún sin poder creerlo se acerca hasta Yared y dice:

—Bueno Makeler un trato es un trato, aquí está la carta —dice entregándole el «Dragón Rojo Brillante»—. Supongo que después de todo te subestimé.

—Gracias por la carta Brook pero no puedo recibirla, sé que ese dragón representa mucho para ti así que mejor consérvala.

—Pero si durante el duelo dijiste que la querías. ¡Anda tómala!

—Me la darás cuando nos enfrentemos en las clasificatorias y logre vencerte de nuevo.

—Eso lo veremos cuando sea el momento. Bueno y ya que no quieres aceptar mi dragón te obsequiaré otra carta en su lugar, de seguro que te será muy útil durante las clasificatorias.

Yared ve la carta y decide tomarla.

—Muchas gracias Brook.

En ese instante las puertas de BDCorp son abiertas a los duelistas.

—Bueno ha llegado la hora de hacer la prueba —dice Jean.

—Así es Jean —responde Yared—. El momento de demostrar nuestras habilidades ha llegado.

Todos se dirigen rumbo a presentar la prueba para determinar quiénes serán los duelistas que participarán en las clasificatorias regionales rumbo al Universal Championship. Un largo camino le queda a nuestro protagonista para poder convertirse en el mejor duelista de todos los tiempos, ¿Será capaz de lograrlo?

Leave a Comment